viernes, diciembre 28

La esquina está doblada


Cuatro lugares
para un desenlace incertidumbre,
¿el tiempo? un testigo invisible,
las piedras se acumulaban en la ceguera hecha camino,
preguntas a la luna, al ayer, al misterio...

Mirada de infancia, fémina de tierra, corpórea, ligera...
alma vieja, niña sabia, un espejo a sus espaldas,
¿será la vértebra perdida en mis columnas,
la gota vertida en mis sexenas?

Cayó de la noche,
me habló del silencio,
diluyó los hubieras,
y de allá;
de donde las estrellas duermen su muerte,
nació...soñó...deseó...

Las esquinas se doblaron
como lo hacen las palabras,
neblina en los ojos,
sonrisas en sus yemas,
¿de qué está hecha la palomita?
¿en dónde estará su herida?
¿seré yo la sal? ¿seré yo la brisa?

Bajemos ya bonita, el árbol,
el grillo, la fuente y la esfera
nos esperan...

Alegre de su cóncavo abismo,
tumba y vientre de mi deseo,
mariposa fracturada de sus alas,
guía ciega, fumbleante, furtiva,
sus labios traspasaron ya
todas mis pupilas...

Acá la tierra,
acá la piel,
acá se cae el velo...

Zarpemos pues, bella...
hacia donde el horizonte se arquea,
hacia donde el firmamento se asesina...
eric

jueves, diciembre 20

La apariencia del árbol


Dame sed, no agua,
fulge el mar rueda del retorno,
simple el sol cuando amanece,
duele como amar a dios sin verlo,
es la espera un postigo
que se cae de herrumbe,
manos de nostalgia hundiéndose
violenta en nuestro pecho,
es la dulce temporal rendija,
que navega fieltros de aire
para escuchar la voz amada,
como vestido íntegro de novia.

Soy solo y no me olvido,
desde el día en que me parieron
tres cuerdas graves,
soy sordo, necio, bajel sobre mi odre.

Soy ciego, torpe, enamorado.

La vida como un sufrimiento pasajero.



Mario Alonso

lunes, diciembre 3

Asking for a turning point



...higos terrenales, pendientes que cesan en las nubes,
se sigue germinando la nada,
esto es sólo una tierna ceguera del tiempo...

...el último acorde del contrabajo
abrigando al otoño en su agonía,
el eterno murmullo del cello,
en perpetúo recuerdo de un verano
extraviado para siempre...

Marte calla.

...el abismo se enciende en neón litúrgico,
casi ya no le quedan afroditas a éste pastor...

...el más fecundo diálogo
es el que se erige sin palabras,
desde la inocencia
de quien vive un instante,
ignorante de la libertad que disfruta,
previa al encarcelamiento del lenguaje...

...así...

...tan sencillo como subir una resbaladilla y gozar
de la caída, gozar de esas eternas repeticiones hasta
que ya no haya más desfiladeros que rodear...

¿es posible?

...tan solo quiero encontrarle una esquina al tiempo,
para doblarlo y continuar otro rumbo...

...turning point,

¿dónde estás?



eric

martes, noviembre 27

Across the Universe


Para que la existencia efímera de un ser humano permanezca en constante adolescencia, ¿cuántas veces se necesita construir un sueño para ser testigo luego de su derrumbamiento?

Si la inocencia es una etapa mítica en que la razón es tan solo una vieja y aburrida responsabilidad, ¿qué pasa cuando el dolor de la muerte arranca de tajo el frágil velo de las ilusiones y los anhelos? ¿qué es lo que queda al final?, después de que el amor se convierte en un figurin de aparador tan rídiculo en su precio, que uno se conforma en señalarlo del otro lado del cristal, preguntándose por la existencia de ingenuas personas capaces de comprar tan fatuo objeto.

Ideales progresistas, anhelos infantiles sin sustento alguno en un mundo en donde el color gris se ha apoderado de todo, si el sistema al que incesantemente se le quiere derrocar recorre nuestras mismas venas y se ha filtrado ya hasta en lo más íntimo de nuestro ADN.


Hay una suerte de desencantamiento en cada arcoiris que se dibuja en el cielo, y las promesas de un mejor mañana para la humanidad suenan tan huecas, que lo único que habrá que hacer es esperar con una buena taza de café en las manos, a que la historia se nos repita hasta el hartazgo y el absurdo, porque al parecer no hemos aprendido de los errores del pasado...




¿Existe todavía acaso un "para qué" que justifique el seguir trabajando, soñando, deseando, amando?

Al parecer, como decía Borges, la historia del tiempo se compende en la historia de todos los hombres, y un solo hombre en su tiempo ha vivido en sí mismo, la historia de toda la humanidad, a saber, lo esencial en experiencias, digamos, dolor, decepción, deseo, amor, frustración, pérdidas, enfermedades, felicidad...

Con cada generación que sueña, se decepciona, ama y muere, la humanidad se depura a sí misma en su tiempo y en sus experiencias, atesorando en la memoria las heridas de la infinidad de intentos que hemos llevado a cabo para cambiar las cosas en nuestro mundo...


Pero en fin, los seres humanos estamos enfermos de lenguaje y nos sanamos a nosotros mismos con palabras hechas arte o con arte hecho palabras, y musicalmente, aquella banda de Liverpool, en sus cuatro enigmáticos elementos, vivió y continúa viviendo lo que toda la humanidad ha vivido en su tiempo, de levantarse a costa de todo y a pesar de sí mismos, para expresar un ideal, sin importar cuan inalcanzable y utópico éste sea...

Y tal parece ser que ellos escribieron un legado invaluable para las siguientes generaciones, que seguiremos soñando por cambiar las cosas, a pesar de nosotros mismos, aún cuando el sistema y el stablishment hagan hasta lo imposible por destruir nuestros ideales...




Hoy, en medio de una guerra absurda que se repite como hace ya 40 años, en medio de una hipocresía eclesiástica prostituida a los gobiernos imperialistas que someten a un régimen a las culturas ancestrales, con la falta de idealistas que encarnen ideales, y con una triste realidad mercantil y consumista... se vuelve eternamente necesario recordar aquél mantra:


Jai Guru Deva OM



Y creer y confiar en ese ilimitado e inmortal Amor que sigue brillando a nuestro alrededor como millones de soles y que nos sigue llamando una y otra vez a través del universo...


martes, noviembre 20

Writing a poem


De la ínfima brevedad
en que una noche se quiebra,
un milagro se desdobla inesperado,
un papíro de piel se sorprende
en el momento en que la tinta
se tatúa para desvanecerse...

Es en ese secreto nocturno,
donde la luz se envuelve en pausa:

donde la respiración
envuelve una voz
para quedar sin habla,

donde la pupila
envuelve una mirada
para quedar sin máscara...

Sin precipicios que saltar,
las alas se yerguen
para unir los horizontes,
para callar a los silencios...

solo así se puede escribir
un poema sin metáforas,
un misterio sin verdades,
un enigma sin deidades...

solo así se puede amar
durante la brevedad
eterna de un instante...

En el acto mismo en que
el deseo se inscribe,
sin saber realmente
lo que la pluma dice...

Crepita en lluvia
la superficie del papíro,
con sus letras invisibles,
con sus voces insonóras...

solo así un cuerpo
se libera,
al saberse leído,

solo así un poema
se condena,
sin saberse escrito...



eric

martes, octubre 23

Tácticas de Otoño


El amor encuentra su desierto en la perpetuidad del otoño, en esa caída como vaivén en la que el viento helado proclama cada desilusión; es una ventizca para la razón y su intento por darle de beber al sentimiento, colores que le recuerden primaveras y veranos...

Los recuerdos llueven moribundos, la hojarasca es un océano desprendido de los arboles, desecho y sustracción de aquel sueño de sílfides, dragones, sombras lunares y delfines...

Previo a la desolación invernal, el otoño es un amor en incesante despedida de su tronco, es una hoja moribunda, incierta y viajera en el viento...

El otoño es un descanso reflexivo, es la mano de mi padre, es el sol con sus rayos oblicuos, es el primer frío del año...

El amor es nostalgia que sabe a otoño, arboles a la orilla de una vereda oculta, crujiente en millares de hojas secas, camino discontinuo, un horizonte perdido...

El otoño es ella y su recuerdo, es el deseo de que el tiempo se hubiese detenido en aquella banca, en aquél abrigo de su abrazo...

Es un momento que no cesa, es un equinoccio en péndulo, es una caricia extraviada, es un letargo impenetrable...

El otoño es eco de ayer...

El amor es siempre amor en ocre nostalgia...
eric

domingo, octubre 7

Instante


El tiempo escurre las nubes sin importarle cuántas estaciones habría que razonar; la arena cuenta los mundos a los que pertenecemos, sin que nada ni nadie nos permanezca...

Una constelación marina se confunde con una caricia perdida en una ola hecha de ayeres; Marte sabio y terreno, nunca te puedo llegar a eclipsar porque estás muy cerca, porque estás muy lejos...

Una montaña me lloró sus recuerdos, sin que los rios humedecieran la virginidad de mis dendritas; escuchar la cordura en un grillo poeta, y la noche simplemente es lo más sensato en mi existencia...

Cárcel de palabras, sílabas hechas alas...

¿Hasta cuándo este collar de instantes?

¿Hasta cuándo la oscuridad dejará de escribirse?

¿Hasta cuándo el velo de la Luna?

Mi piel, mi mirada, buscando una luz sin que al tocarla se derrita...

... ya no sé cuál es mi nombre...




eric




viernes, octubre 5

Baila


Si quiero que mis lágrimas goteen hacia el cielo
Para encenderme como agua enloquecida
Y volar para ir muriendo más despacio,
He de levantar mi teatro encima de cada beso,
Y ser intraducible,
Por ser tan todo en tanto.

He de contradecirme en cada hondísima fase del alma,
Pleno en cada controversia imposible,
Ferviente adorador de cada templo enfrentado,
He de creer en cientos de impulsos contrarios
Si realmente traigo vuelo con esta vida.

Me llamaré tropel, pálpito, motor, rugido, apagón, brote,
Llama, destrozo, nacimiento, golpe, rezo, sangre al mismo tiempo.
Todos esos nombres en que la potencia baila
Para seducir, para lograr, pulir, capturar y continuar.
Con esa química lavaré mis venas una por una,
Y me echaré a volar sobre la noche imperial,

Buscándote

Decisivo, capaz... hambriento.



Mario López Roldán

jueves, septiembre 27

Huecos de un laberinto


Vivo en casas llenas de puertas
en los cuatro puntos cardinales.

Yo pensaba caminar en línea recta:
primero una, luego la otra,
como un pasillo de palacio encantado
-las voces que esperen al otro lado-.

Tardé en llamar laberinto a la casa.
Veinte años en los que no hice sino listas,
intentos, viajes, errores,
hasta que al fin dejé mi somnolienta vocación
por una nueva,
la de animal oculto, nostálgico, sin destino,
enrejado en una trama sin nombre y sin llaves.



Dana Gelinas

miércoles, septiembre 19

Falling memories


"No hay mayor don posible, mayor signo de amor que el don de lo que no se tiene, pues lo que establece la relación de amor, es que el don se da, digámoslo así, por nada''.
J. Lacan


Sólo las vertientes de satín negro podían capturar en su cuerpo aquel instante destinado a nunca ser olvidado; cuando el té se sirve caliente, sus grumos traducen aquel placer mortífero que ella causaba, en la nostalgia de una noche lluviosa... Casi de nuevo es dualidad lunar, y el anhelo de volver a verla es ya un pasajero en caída libre, aquel avión jamás llegará a su destino... no con esa herida en su ala izquierda... así que el pasajero pasa de una voz a otra en su pensamiento, su tiempo se estira proporcionalmente a la distancia a la que está de tocar el suelo... es sólo un instante brevísimo, pero como un spaguetti interminable, los segundos se resbalan en mantequilla de terror, a lo cual él solo responde con recordar sus más bellos momentos...

Su mente hace un
click virtual dentro de su conciencia, aparecen las imágenes, los lugares, las texturas, los perfumes, los bordados, las cejas, los poros de la piel, el color de la voz...

El viento le seca los párpados, y con la ternura de un terciopelo gris, alcanza a vislumbrar que la trayectoria de su caída se dirige justo al vórtice medio de un abismo entre la tierra...

Las águilas se apiadan de su pobre fortuna, a lo lejos se encuentra ya la columna de humo que ha dejado el avión al estrellarse, el sol moribundo se resigna a ser difuminado a morir, justo ahí, detrás de esa montaña donde sus rayos son otra promesa perdida para toda la humanidad...

Precisamente en ese momento se percata de la velocidad enajenante a la que cae, porque ya viene la boca del abismo, sus pupilas son testigos de como la imagen de lo que parece ser un árbol, queda deformada por el vértigo, al instante siguiente, todo es oscuridad fría, húmeda...añeja...

La caída prosigue, también las imágenes, las frases, los meñiques, los lunares, la orilla de una sábana descansando justo debajo de una nariz recostada, tres espejos reflejando una misma belleza en una mañana laboral, el sonido de unos pasos, momentos antes de asomar una sonrisa traviesa y muy nerviosa, y esa calle que cruzaban como si fuera un puente colgante entre un mar de soledad y otro de paraíso...

El verde en un vidrio difuminado, madrugada de piel contra la pared, el trueno confundido con un grito en ecstasy, el silencio previo al abrazo de cada despedida, la incomparable felicidad de saberse esperado cuando se camina hacia la puerta de un te amo...

El pasajero seguía en su recorrido interminable y no se había percatado que en su caída había ya atravesado de extremo a extremo la circunferencia de la Tierra, el caso es que la oscuridad dejó de ser oscuridad y sus ojos dejaron de ser de agua, su existencia se había convertido en miel plasmada en ocres a veces rugosos, a veces tan suaves como algodón de azúcar, pero azul...

Ya no había pistas de aterrizaje ni lunas por conquistar... ahora el propósito de la vida, quizás el de la muerte, tal vez el de las dos cosas; era de ser transformado en la unión casi sexual de la luz con un agujero negro... aquellos recuerdos en algún rincón del cosmos le esperaban con un interminable Jack Daniels en las rocas... porque cada instante evocado dolería, y con el alma redimida de Miles Davis a su lado, se pondría a llorar millares de nuevas estrellas, en un lugar en el que nadie lo pudiera encontrar...

- - -

Muchos años después... en la remota madrugada de alguna cumbre, un ojo hecho de espejo lo volvía a contemplar, el astrónomo derramó café sobre su camisa ante la sorpresa de descubrir una nueva galaxia, lo extraño es que había estado esperando ese momento por ya 30 años de una carrera sin extraordinarios logros... no pudo contener una lágrima, al fin había podido desahogar la impresión que la había causado una noticia el día anterior... una larga conversación telefónica con su esposa, lo había retrasado para registrar su equipaje a tiempo... horas después, la noticia llega con un sabor a betabel crudo... el avión en que viajaría, había perdido la sustentación en el aire, debido a que un águila afortunada, se habia incrustado en la turbina izquierda...

Volvió a levantar el teléfono, esa lágrima lo llevó a aquella otra galaxia perdida que solo él había encontrado, la voz de su mujer.

- ¡Mujer, escúchame!...

Su voz entrecortada, todavía tratando de que brotara aquella angustia de muerte que hoy lo hacía sentir más vivo que nunca...

- Te he encontrado a 127.3 años luz, es una belleza, es de doble espiral... no lo van a creer los del Instituto, ¡por fin amor!...

Ella intuía la vidamuerte en su alegría y en su terror... su llanto era de sublime textura, entre los sollozos se escuchaba claramente la voz de un niño que soñaba a ser piloto, para poder alcanzar las estrellas...

- !Amor¡, somos nosotros en esas espirales, la voy a nombrar ENZME7177....

Eran sus iniciales y fecha de aniversario...







______________________

mizpah.........

martes, septiembre 11

Baja

Lo cotidiano


Para el amor no hay cielo, amor,
sólo este día;
este cabello triste que se cae
cuando te estás peinando ante el espejo.

Esos túneles largos
que se atraviesan con jadeo y asfixia,
las paredes sin ojos,
el hueco que resuena
de alguna voz oculta y sin sentido.

Para el amor no hay tregua, amor.
La noche no se vuelve, de pronto,
respirable. Y cuando un astro
rompe sus cadenas y lo ves zigzaguear,
loco, y perderse,
no por ello la ley suelta sus garfios.

El encuentro es a oscuras.

En el beso se mezcla
el sabor de las lágrimas.

Y en el abrazo ciñes
el recuerdo de aquella orfandad,
de aquella muerte.


Rosario Castellanos

Zen-do

viernes, septiembre 7

Colours


So... if green is going nowhere
if black contents itself with white
you can be my lady butterfly
if only your wings could really fly...

So... if
blue is just coming back now,
if
red is getting sad with the sky,
I can dissappear behind the clouds,
if only my eyes would cry the night out...

So... if
gray is the right place to be,
and
purple is the deepness of your soul,
let me portrait your tears with joy,
if only my heart could beat again with yours...


mizpah

lunes, agosto 27

Ausencia y solitud


Me permito proclamarte,
en aquel rincón de mi delirio,
tu sabes conciencia mía,
que una cosa es que no estés,
y otra muy diferente es la
irreductible cuestión de que
me hagas falta...

Y entiendo muy bien que un huracán
venga y nos cague lluvia de excusado
cósmico, al fin que uno termina haciendo
la limpieza de su propio cascajo...

Pero ¿porqué finges estar en otro lado,
cuando aún te encuentras atrapada en la
piel de aquella en la que te perdiste
salivando la llenura de las Lunas?

Entiendo muy bien que la regadera se abre,
y llueva calor a la luz de una vela,
y que un refugio se habita con varias
soledades depositadas en objetos
aparentemente sin valor alguno...

Pero ¿porqué te vas a la cama triste
si sabes que soy poco hombre
y que no me atrevo a morir en llanto?

A estas alturas te tendría ya que quedar claro
lo que te pasa al percibir ese olor que desprende
su figura de humo, ¿porqué entonces tu necedad
de contemplar un cigarro que no se apaga,
una ausencia que no se dispersa?

Sabes que cada día que te queda, ella te hará falta,
sabes la tesitura del dolor que eso te causa,
y que nada ni nadie colmarán éste cráter de volcán
inactivo, éste hueco en el horizonte de un día frío...

Conciencia de nadie... sé tuya, de ti...
abrázate al olvido, cógete al absurdo
de mar-e-arte en divertimentos estúpidos,
besa tu hastío y conviértete en luciérnaga
desprevenida del ocaso, que solo así,
sin darte cuenta, la luz será engendrada
desde ti, como algo casual y fortuito,
minúsculo y bendito...

Conciencia mía... ¡rompe tus diques,
únete al silencio y apodérate de tu vacío!


eric

sábado, agosto 25

Reminiscing


The drop of the water clock,
the sweet sound of a chime,
as I sit here pondering,
yet another passage of rhyme.
Did I merely exist,
for that one moment in time?

The mind drifts upon a sea of silence,
held within life's confining space.
For one second I knew it all,
blindly after that happiness I race.
For one moment in time it was so clear,
then it was gone without a trace.

Causing me to wonder if it was a dream,
if this pain I feel is only in my mind.
Leaving me to question my heart,
seeking answers I'll never find.
Did it merely exist,
for that one moment in time?

So much of ourselves we gave,
Our joys, our happiness, our fears and doubts,
was this not what we were taught?
I found in one moment in time all I am,
my love yet held captive, firmly caught.

As I wallow deeper in the brine,
I have made with one eternal tear,
I cling to life with every breath,
yet frozen motionless by my desire,
that I shall be forced to dream against my being,
that one moment in time which I hold so dear.

The heart breaks and slowly crumbles,
the ashes of love becoming dust so fine,
I lock myself away within my cell of blue,
as if I were guilty of some senseless crime,
because I dared to give my love,
for one single moment in time.

mizpah




Todo lo que hay es una mariposa



Cardiozumbido malherido, piénsalo,
piénsalo válvula mitral: la cosa
puede ser por ejemplo el 2005
con muchachas hermosas, playa abierta
a corazón abierto.

Puede y no puede, párate
torrente torrencial, sécate
sangre, desoréjate oreja, y
en cuanto a ti ojo exige
otro sol, ¡a ver si hay
detrás de ti otro sol!

Sol de ver, se entiende, con
otra fiesta distinta, otra
fragancia, otro amor más
amor, sin flacas, sin
esas cuerpas al kilo televisivo, sin
olor por lo visto a pavorosa
globalización.

Y tú por fin cerebro descerébrate
sin más, apréndele
al loco que vio
lo que ni Juan de Patmos
ni apenas nadie vio, salvo
Stephen Hawking
si es que vio al Tao, si es que oyó
sigiloso al Tao:

-- "Párate, destijérate de ti,
deja todas esas galaxias,
que estallen o no, levántate
y anda, cosmonauta
parapléjica, come
tierra, no hay Eternidad
ni Big-Bang de nada."

Todo lo que hay es una mariposa... ~




Gonzálo Rojas

sábado, julio 7

Siete sietes



De nuevo en siete bocas...

A siete metros de altura
y siete metros de profundidad...
En el séptimo día,
día siete,
del mes siete,
del año dos mil siete...


Siete variaciones de azul...
Siete versiones de mi...

Siete inalcanzables sietes de perfección y armonía...
que tan sólo en el instante de la caída a su abismo,
fueron muerte, fueron vida...

Gracias, cueva viviente,
por trascenderme
con tu luz y tu poesía...

eric

miércoles, junio 27

What can I hold you with?


I offer you lean streets, desperate sunsets, the moon of
the jagged suburbs.

I offer you the bitterness of a man who has looked long
and long at the lonely moon.

I offer you my ancestors, my dead men, the ghosts that
living men have honoured in bronze: my father’s father
killed in the frontier of Buenos Aires, two bullets
through his lungs, bearded and dead, wrapped by his
soldiers in the hide of a cow; my mother’s grandfather
-just twenty four-heading a charge of three hundred
men in Peru, now ghost in vanished horses.

I offer you whatever insight my books may hold, whatever
Manliness or humour my life.

I offer you the loyalty of a man who has never been loyal.

I offer you that kernel of myself that I have saved, somehow
the central heart that deals not in words, traffics not with
dreams and is untouched by time, by joy, by adversities.

I offer you the memory of a yellow rose seen at sunset,
Years before you were born.

I offer you explanations of yourself, theories about yourself,
authentic and surprising news of yourself.

I can give you my loneliness, my darkness,
the hunger f my heart; I am trying to bribe you with uncertainty,
with danger, with defeat.

J.L.B.

martes, junio 19

Blue kiss




Delphindae...

Delphinvaladí, beledelphinbaemecí,
Lairaceloazul, vimicaquazul,
Pembifaser, likidermivivimantra,
Ashamarti, tempodilerente,
Wabirimekte, deshibicolantra,
Lovil, cefril, adhil;
Mizayarti,
lohuermeme atimidunil...

lunes, junio 18

El Tiempo


“El hombre de ayer ha muerto en el de hoy,
el de hoy muere en el de mañana.”

Plu­tarco (De E apud Delphos, 18)


El tiempo...


Preciso, puntual... el tiempo nunca llega tarde, aun cuando nuestra percepción se aferre a fragmentarlo en montoncitos de arena, o en lapsos de vertical horizontalidad.

El tiempo contornea su forma para abrazar al espacio, rodearlo en todos sus pliegues y bordes, a veces el espacio es el que toma la inciativa y es el que opta por dirigir la erótica danza de los continuums.

Hace ya ciento cincuenta lustros cuando mi percepción comenzó a pulsar, tiempo y espacio me rodearon desde su inexistencia, y fue dentro de mis latidos y su ritmo en los que empecé a construir la idea de que tiempo y espacio se erigían como murallas impenetrables e infranqueables.

Fui niño, el tiempo y el espacio en ese entonces eran más grandes... los patios, los parques y los minutos que pasaba en ellos eran mucho más duraderos... dicen por ahí, que con cada año que se cumple, la percepción del tiempo y el espacio se acortan...

Y pues ha de ser cierto, porque con cada año uno se va acercando a la finitud indisoluble de dicha percepción... y como la línea de vida es circular, la parábola en un punto se flexiona en apertura y en otro punto, inevitablemente, lo hace para su clausura...

En estos años, he leído a varios filosofos y pensadores que han escrito con mucha más prestancia que la mía, varias teorías en que se refuta la existencia de la mente, del espacio, del amor, de la realidad y hasta del tiempo...

He comprobado desde mi humilde vivencia y lo que mi lánguida memoria me permite recordar, que en ciertos espacios y momentos, éstas refutaciones han encontrado en mi subjetividad (otras teorías la han igualmente refutado) su sustento experiencial.

Alguna vez, de niño llegué a confundir la vigilia con el sueño, recuerdo también mi despertar luego de estar anestesiado, o aquella playa en donde fui el centro de una gran esfera de sonidos, de luces y de danzas a mi alrededor...

Cinco días con mis ojos vendados, el recostar mis órganos sobre un diván, explorar mi multiperceptualidad, hacer el amor hasta el amanecer... y sí... un lugar que me ha encontrado en el azul de su esencia... estaré pronto ahí, en el Deep Blue de mi conciencia... uno simplemente se permite dejar de respirar y todo lo demás se suspende, se diluye... seré Azul...

A los que han compartido conmigo, desde sus tiempos y sus espacios nuestra ontológica inexistencia en estas treinta elipses recorridas... gracias... mi Azul para ustedes...
eric

jueves, junio 7

Eres...


Es la burbuja pendiente
en la cuerda del equilibrista,
es su fragilidad
la que me re-úne con tus ojos,
son las espirales de mis letras
que en tu nombre cesan,
es mi desnudez ciega,
abriendo sus ojos
por vez primera...

Es la extrañeza del ayer
en la llenura de sol de hoy,
es un acantilado el que mis pies
abandonan, sin plumaje,
cayendo al abismo del amor...

Son los brazos que sin tocarme me rodean,
es la mirada inevitable, intensa,
franca, tan falta de prudencia;
son nuevos los pasos
que encaminan al camino truncado,
es un ojo de venado
el que habrá de sa-verse amado...

Es el dorado de un espejo en una esquina,
reflejo invisible, inalcanzable, presente;
son los puntos cardinales perdiéndose sin brújula,
es la incansable espera por una noche única...

Es un yo que se confunde con el tú,
es la ausencia de líquido en una fuente,
y es el agua de un beso no dado,
el que la inunda de esperanza,
de lluvia postrera, diluente...


eric

martes, mayo 22

Prudent Rapture


Instantaneas futuras en mis sueños,
Pau-sada inmediatez en donde el ayer
se diluye en el ahora...

Borrando los fantasmas,
acaricio la dulzura de un terror
que me enfrenta al océano
de tu piel...

Tu oleaje onírico,
tu enigma en silencio
y mis latidos; entretejen
a la muerte en paciencia,
una suerte de arrebatadora
prudencia...

Mi frio en tu calor,
en el alba de mi voz cantando:
¡amanécete en tus alas
y vuela...!


eric

lunes, mayo 21

Pleyades




El mar ha recordado al profeta,
y se ha partido en dos,
como dos las fronteras,
como uno el silencio...

Todos los numeros sirven
para contar los granos de arena,
a su paso por el vórtice creado,
entre tu esfera y mi teorema...

¿Cuántos instantes más,
para que tu láctea ví(d)a,
se desborde en besos,
caricias y estrellas?

Las pleyades de tus ojos
se han ocultado detrás del sol,
¡mira la playa que nuestra distancia
ha dibujado en la negrura!..

Digámosle al tiempo que se recueste
a nuestro lado, para que los minutos
salgan de su ocaso, y tu mirada amenezca
sobre la miel de tu montaña,
en la órbita de tu regazo...


eric

sábado, mayo 12

What really matters



It doesn't interest me what you do for a living. I want to know what you ache for, and if you dare to dream of meeting your heart's longing.

It doesn't interest me how old you are. I want to know if you will risk looking like a fool for love, for your dreams, for the adventure of being alive.

It doesn't interest me what planets are squaring your moon. I want to know if you have touched the center of your own sorrow, if you have been opened by Life's betrayals or have become shriveled and closed from fear of further pain.
I want to know if you can sit with pain, mine or your own, without moving to hide it or fade it or fix it.
I want to know if you can be with joy, mine or your own, if you dance with wildness and let the ecstasy fill you to the tips of your fingers and toes without cautioning us to be careful, be realistic, or to remember the limitations of being human.

It doesn't interest me if the story you're telling me is true. I want to know if you can disappoint another to be true to yourself, if you can bear the accusation of betrayal and not betray your own soul.

I want to know if you can be faithful and therefore be trustworthy.

I want to know if you can see beauty even when it is not pretty every day, and if you can source your life from the Eternal Spirit's presence. I want to know if you can live with failure, yours and mine, and still stand on the edge of a lake and shout to the silver of the full moon, "Yes!"

It doesn't interest me who you are, how you came to be here. I want to know if you will stand in the center of the fire with me and not shrink back.

It doesn't interest me where or what or with whom you have studied. I want to know what sustains you from the inside when all else falls away. I want to know if you can be alone with yourself, and truly like the company you keep in the empty moments.


Oriah Mountain Dreamer
(A Native American Elder)

viernes, mayo 11

Animal pensativo



Pobre amigo filósofo, tu marchas por la calle pensando,
Qué tontera, pensando en cosas graves,
En cosas que te impiden reír de lo que ocurre
A las bestias y hombres que atiborran la urbe.

Oye aquí un caballero y una dama disputan,
- rufián el caballero, la dama prostituta
aquí ante una pizarra de carreras,
cien jóvenes hablan, con qué energía,
de caballos y jockeys.

Allí rueda un ruido y una bocina atruena
Y allí ruge un confuso murmullo de marea.
Esto, amigo filósofo, esto sí es divertido;
Pero tú nada escuchas, nada ves, ¡pobre amigo!

A ti quizás, oh amigo, te entristecen las cosas
Que a los demás divierten y, satisfechos, gozan;
Porque tu, pobre amigo, ya has perdido la gracia
De Dios, porque has perdido la divina ignorancia;

Tu hacia los libros fuiste lleno de ardor; oh amigo,
Y has vuelto pesaroso, callado de los libros;
Tú, curioso, quisiste saberlo todo,
Y hoy sabes tanto que te hallas solo, solo.

La vida de la urbe tan grotesca y risible
Tu espíritu acongoja, por eso marchas triste,
Por eso en estas calles, dominio de la injuria
Y el ruido, paseas tu orgullo y tu amargura
Y en medio de animales que no piensan, oh, amigo,
Eres un melancólico animal pensativo.
Alvaro Yunque

lunes, mayo 7

Bordado por Eros


Cada paso en la fría piedra, cada tesitura de contornos y de bordes me arqueaba la mirada, cada silencio y cada grito me rodeaba como águila, la nada me tocaba y por fin, la geometría me pudo explicar aquél mito, en el que la piel es una esfera resguardada por hipote-musas y co-senos...

Llorando las cadenas de la diferencia, el alba me recordaba que los nudos se desnudan cuando la conciencia se atreve a transgredir lo establecido, abrazar lugares cotidianos para después besarlos con lengua(je)s entrelazados... porque al final queridos hermanos y hermanas, seguimos en la in-fructuosa búsqueda por el Adán y por la Eva...





Eros bordó un telar de historias e intenciones. Para simular un Paraíso hace falta recostar a los fantasmas y hacer desaparecer a nuestros nombres... sólo así se pueden crear supra-realidades que nos trasciendan y atraviesen...





Fui parte de un tapiz bordado por Eros, fui acariciado urbanamente por ésta mi ciudad que a veces me come y envenena... cuando se vive un presente de incertidumbre, las células del Gran Cuerpo comprenden que la inocencia encuentra su sentido en la necesidad de rebelarse, solo así lo inocente se dualiza, transgrediéndose y hechizándose con lo prohibido, con lo que ha quedado tatuado en una piedra...



Venus y varios Apolos luchando con su muerte, muriendo sus ropajes, plasmando lo invisible de sus corpóreas huellas, reconciliándose con el olvido, otorgando su alma para que fuese escrita con luz y con grafía...






Habrá quien no comprenda, habrá quien juzgue y condene... habrá quien simplemente se cierre y desvie su mirada para perderse en el Todo por la Nada... y yo les digo: "¡gracias!"... porque es en esa diferencia donde mi dermis desea trazar una curva fronteriza, un lugar desde donde sostener mi lucha por mantener mi sueño insostenible de ser libre... sí, hermanos y hermanas... ser libre como aquel preso que a un mismo tiempo, asume su condena y su inocencia...



eric

La botella de Klein


"Ahora estoy sólo frente al objeto irracional, llenándolo con mis ojos antes de ponerle tinto de Borgoña. Aquí está sobre mi mesa de ¿trabajo? la Botella de Klein que busqué por más de veinte años de ¿trabajo? Mi mente trabajada no puede más, siguiendo las curvas del palindroma de cristal. ¿Eres un cisne que se hunde el cuello en el pecho y se atraviesa para abrir el pico por la cola? Me emborracho mentalmente gota a gota con la clepsidra que llueve lentamente sus monosílabos de espacio y tiempo. Mojo la pluma en ese falso tintero y escribo sin mano una por una las definiciones inútiles: signos de interrogación estatuaria. Trompa gigante de Falopio. Corno de caza que me da el toque de atención al silencio, cuerno de la abundancia vacía, cornucopia rebosante de nada...


Víscera dura que desdice la vida diciendo soy útero y falo, la boca que dice estas cosas: soy tu yo de narciso inclinado a su lirio, tu dentro y tu fuera, abierto y cerrado, tu liberación y tu cárcel, no bajes los ojos ¡mírame! Pero ya no puedo mirar porque la cabeza se me fue a las entrañas, ¿porque los topólogos no trabajan con vísceras y desarrollan hígados, riñones y asas intestinales en vez de nudos y toros? Se lo voy a proponer si despierto mañana.


Por ahora empuño la Botella de Klein. La empuñas, pero no la empinas. ¿Cómo puedo beber al revés? Tienes miedo en pie como falso suicida, jugando metafísico el peligroso juguete en tus manos, revólver de vidrio y vaso de veneno...


Porque tienes miedo de beberte hasta el fondo, miedo de saber a qué sabe tu muerte , mientras te crece en la boca el sabor, la sal del dormido que reside en la tierra. "


Juan José Arreola (México, 1918 - 2001)

martes, mayo 1

An Irish Airman Foresees His Death


I know that I shall meet my fate
Somewhere among the clouds above;
Those that I fight I do not hate,
Those that I guard I do not love;
My country is Kiltartan Cross,
My countrymen Kiltartan's poor,
No likely end could bring them loss
Or leave them happier than before.
Nor law, nor duty bade me fight,
Nor public men, nor cheering crowds,
A lonely impulse of delight
Drove to this tumult in the clouds;
I balanced all, brought all to mind,
The years to come seemed waste of breath,
A waste of breath the years behind
In balance with this life, this death.

William Butler Yeats

viernes, abril 27

Herida y Umbral


Todo en mi te nombra
y te persigue secretamente...

En esta larga ausencia,
se desnuda mi voz
para inventar otra manera de llamarte...

Aunque no estés,
aunque jamas vuelvas a estar,
algo de ti se queda aquí,
el aroma de tu caricia,
el rio de las venas
fluyendo por tus hombros
y el silencio de los dos
bajo el oleaje de la noche...


Rosa M. Pérez

lunes, abril 23

Dos pupilas


Me has enseñado que dos penumbras hacen luz...

Hoy la brújula ha girado al sur,
se contempla tímida,
vibrando en su encapsulamiento de estrellas...

Hoy, la historia se ha comido su ombligo,
el ayer se destierra con mi llanto,
y al final estás tú...

Hay un lugar sustancial en cada flama,
en el que el azul se vuelve fuego,
hay un lugar marino en cada nube,
en el que el viento hace silencio
y tu mirada se salpica en lluvia...

El primer paso ha sido dado,
mi ala se despliega en tu horizonte,
¿qué mares y qué cielos se dibujan?
cuando el abismo se ha guardado
en el prisma de nuestro borde...

Me has enseñado en tu mirada,

que el infinito habla, en dos pupilas...


eric

lunes, abril 16

jueves, abril 5

Chaotic enjoyment


You seek rhyme and reason? What do you think this is - a poetry convention? A gathering of mathematicians?


This is Planet Earth; a ball spinning in space on which all inhabitants are only temporary. Billions visit. None stay. All return to other worlds.


And while they are here, what are they here for?


They come, surely, for the chaos, craziness and drama - not for the logic or for the common sense of it all.


Jonathan Cainer


domingo, abril 1

Rocio Saenz - Todos somos tú


Mitología ancestral




Desde que la nada hace hiancia en el universo, cuenta el registro antiguo de alguna que otra crónica perdida, la existencia de lo que hasta la fecha se desconoce si fue un canto, un poema, un texto sagrado o simplemente un cuento que se transmitía de generación en generación.

Ninguna criatura ha tenido la orgánica complejidad para discutir si quiera, alguna posible verdad entrelazada en las letras de ésta suerte de narrativa; puesto que los ancianos solo la contaban en su lecho de muerte, lo hacían en extraño dialecto, en lo alto de las montañas, allá en donde los viejos vivían sus últimos días.

A veces el texto podía ser transmitido oralmente en aquel último momento previo a la muerte; pero generalmente, los ancianos morían en una soledad artera, a lo que se atenían solo a inscribirla. En ocasiones grabándola en piedra, en troncos, o en extremos casos, en su piel misma. Extraños jeroglíficos eran usados, lo que hacía casi imposible descifrar su contenido...

Después de consultar a varios sabios de antiguas tradiciones, se ha reunido un grupo de historiadores, filósofos, poetas y creyentes de varias religiones, con el propósito de integrar sus conocimientos, su sensibilidad artística y la fe de sus creencias, para re-crear lo que hoy se lee como una humilde interpretación de lo que aquél texto pretendía compartir a las próximas generaciones...

Es importante indicar, que el lenguaje usado puede llegar a ser confuso y falto de reglas gramaticales, pero no por ello se ha considerado falto de sentido. Digamos que en aquellos tiempos, se escribía poesía sin saberlo.

Sin más preámbulo, he aquí el texto... oportuno para aquellas almas o mentes que se encuentran en naufragio existencial, condición cada vez más común en estos tiempos de post-modernidad.

El texto dice así:

"Siempre se sucumbe ante la intromisión de la tierra grana y semilla, sin tiempo y berenjena, arriba la cabeza encima, los segundos se rodean sin saborearse su caida... los granos de tierra sucumben siempre por debajo de los besos granosos del sexo y del lodo, te formaste por encima de una cabeza, cada vez te encuentras una soledad entrometida por los segundos que se te caen de tu vida...

Es imposible despertarse en el padecer que se irrumpe, cuando un dolor se corta en dos, testigos nuevamente de lo que los sueños ignoran lo que fuiste, contenidos en un grito, sabiendo sin saber lo que nunca alcanzas para sumarlo al resto de tus noches... sin haberte despertado, las semillas padecieron su parto, rompiéndose en dos, las plantas de tus pies acarician tu división, brotándose tus manos en el barro, bebiendo tu saber para restarlo del tiempo que le queda a tus días...

Tus uñas se tallan la tierra en tu interior, los ojos del coyote permanecen inmóviles en el antes de los siglos, tu cabello es cortado en cascadas de sangre, porque cada despertar apunta ascendente, el arriba siempre promete el silencio de una luz, cada vez, las montañas encuentran sus cuevas, cada vez los árboles platican con sus raíces, cada vez los hombres quedan atrapados en el llanto del pasado, obedecen al tiempo que los circunda, se congelan en sus siglos, adormecen su invitación a los palacios y a los laberintos, ignorando la prisión de sus raíces, aferrándose a la tristeza del subsuelo y con sus alas, continúan creciendo...

El ciego es una luz que dibuja los cuatro puntos cardinales, los arboles caminan en la superficie del agua, el sol y la luna se odian contemplándose, porque son niños nacidos de las estrellas, corren sin alcanzarse, el sol y la luna son ranas silvestres, se ciegan con su luz, vuelan al oriente y al occidente, con sus pieles se permiten una galaxia, durmiéndose siendo unos, el colibrí canta, y mueren siendo otros... cada lucero se despierta al desaparecer en el horizonte, escucha al grillo cuando está ausente...

Tu piel es por debajo azul, cuando el tronco es corteza, tu familia celebra la sangre de tu corazón que envenenan, cuando las noches se parecen a los días, se bebe lluvia, se existe solo en los poros del suelo, donde tu espejo pregunta lo que hay adentro, tu espejo te responde en el afuera. Las ramas obedecen cada cosa que sucede por debajo, es tu piel interna en una noche de cadenas...

Es la ilusión, el tiempo cambia con tus horizontes y promesas... los cielos se tiñen de ideas y de estrellas, la liebre corre huyendo de tus promesas, tan solo la serpiente cava agujeros establecidos por los ramajes de tus condenas, los gritos vienen con el rayo, la muerte después, quebrantando lo que has vivido, silenciando lo que has sufrido...

Arriba otro cardinal, abajo lo que no puedes conocer; otros mundos en tu profundo sueñan con otras raíces, la boca escupe lo que tus ojos atan en tu estirpe; cada cabeza se revierte con lo que el infierno carece, el cansancio llega cuando tu cuerpo se entierra en un río; las nubes sueñan, el fuego se moja y el viento se siembra...

Pequeñas flores brotan de tus dedos, el canto es un fruto de una lejana promesa; ¡canta joven, canta!... Ya viene la tormenta niño, viene ya lo que en otro mundo viviste y en la lluvia recordarás; vuelve a la tierra de tu agujero, vuélvete a la centella de tu aliento, la serpiente ahora es un rayo que te toca en tu mitad, tu destino es un murmullo...

Llora con las hojas que se caen, tus rodillas son dos manos que se pierden en soñar, es tranquilo tu miedo si encuentra tu oscuridad, cada estrella te detiene en su vibrar, la luna y el sol ahora son amigos, siente tu dolor cuando la semilla se rompe, la mariposa muere cuando la tarde te abraza, el árbol desaparece en el hogar de sus pájaros, es uno el coyote y muchos sus rastros, calla tu silencio, habla tu tambor, ¡danza niña!.. ¡alégrate en tu danza!...

Espera a que el cielo se desgarre con tus ramas, salpica tus espaldas con la saliva del águila que te acompaña, espera a que la lluvia sea de tierra y la galaxia tras de tí se pierda, el sol y la luna se despiden, tus pies ya no caminan, las aves son de fuego, giras y giras, todo agoniza cuando el árbol cae en tu otoño que suspiras...

Encuentra en donde te traspasó el rayo y por ahí desvanécete, tu madera es agua, no olvides tus ramas y tus raíces, eres el lugar donde estuvo el trueno, eres el sonido de una noche perdida entre las hierbas... desaparece de ti, pierde tu oido cuando el silencio te escuche, encuentra tu propia cueva...

La vidamuerte me ha visto en la sonrisa de tu niño, trae contigo tu piel y tu semblante; al otro lado, el puente se ha formado con tus pétalos, un momento más para mis huesos, la luz ha entrado por mi cueva, toma mi mano y sal de tu vientre al firmamento que te espera... "



sábado, marzo 31

miércoles, marzo 21

Una inmortalidad fallida




Hay una semilla arraigada en mi corteza
de fénix enterrado, en su interior
hay una letra inscrita con la tinta de mi semen;
colgando, está la pupila de tu ojo
atravesada por el azul de un espejo.

Tu ombligo es vagina vacía de tu láctea palabra,
es en donde el paraíso deviene esfera,
la Tierra un moroso trámite,
y el infierno una lágrima indecisa de caer...

¿En qué doblez de sábanas nos perdimos?
¿Cuándo fue que el silencio comenzó
a arder en el pecho?
Ignoro qué hacer con el exhilio de mis dedos,
a ciegas buscan su húmedo retorno,
en el que puedan fecundar nuevas estrellas,
ante la perpleja mirada de su hembra...

Mi centro tiembla ante la voz de tu mirada,
y desnudo te confieso que no puedo arrancarme
la cadena de letras que me ata, tampoco fundirme
con alguna galaxia extraviada de su patria,
tan sólo seguir cosechándome en metáforas,
secarme el olvido, con lo que escuches de mis lágrimas...


eric